ACETATO, NUESTRO MATERIAL ESTRELLA

Si tenemos que hablar de materiales a la hora de fabricar una montura de calidad, el acetato es sin duda la estrella. Hoy en día, la gran mayoría de las gafas de tendencia -tanto aquellas que están inspiradas en colecciones vintage como las que tienen un diseño más futurista- tienen en común el empleo materiales de de alta calidad, duraderos y ligeros. El acetato cumple al pie de la letra estas tres cualidades.

El acetato de celulosa es un plástico vegetal que es hipoalergénico. Este material se usó por primera vez para gafas a fines de la década de 1940 debido a la fragilidad con los plásticos usados anteriormente. El acetato de celulosa es un plástico sin base de petróleo. Está hecho de fibras naturales de algodón y madera. Si bien los productos del petróleo pueden ser más caros y nocivos para el medio ambiente, el acetato de celulosa está hecho de materiales renovables. El acetato de celulosa para gafas se fabrica formando capas de plástico en bloques grandes. Después se cortan cuidadosamente partes individuales, se pulen a mano y finalmente se ensamblan en un marco.

La principal diferencia es la durabilidad. Los lentes de sol de plástico de acetato son mucho más duraderas que el plástico estándar. Los marcos de acetato están tallados en ricos bloques de colores. Algunos de los cuales tienen patrones incrustados. Mientras el plástico standard tiene que ser pintado con aerosol para lograr patrones o brillar, también tienden a quebrarse más fácilmente.

Conclusión: el acetato de celulosa es el material plástico de mayor calidad para las gafas.